¿Esos títulos realmente reflejan tu expertise?

Por María Morales Galiano.

¿Cómo demostrar que posees habilidades para una tarea en particular? Usualmente existe la presunción de que los títulos y certificados validan tu expertise. Por ello, tanto las universidades como otras instituciones educativas, han desarrollado miles de programas que buscan establecer una jerarquía en el conocimiento de las personas.

Usualmente los procesos de selección toman en cuenta tanto la experiencia como los grados obtenidos, porque en realidad son la única señal de que pueden ser aptos para realizar ciertas labores. Pero, no podemos taparnos los ojos, y obviar que el mundo no es el mismo que hace 20 años, donde las fuentes de información eran básicamente libros exclusivos y mentores conocedores del tema. Actualmente, la información está en todas partes, los contenidos de los libros se encuentran disponibles para quien desee acceder a ellos, dando la oportunidad a que la voluntad y dedicación sean las mejores herramientas para mejorar tus habilidades y lograr ese expertise.

Iniciativas como las de Degreed, con su slogan “Al mundo no le importa cómo te volviste un experto”, nos invitan a reconocer que eventualmente, los grados y certificaciones validadas por grandes instituciones se irán devaluando, en favor de la práctica y motivación autónoma por lograr aprender. Aprendemos todos los días, y personalmente creo que la apertura de información de calidad es clave para el desarrollo, especialmente porque la educación se está transformando peligrosamente en un negocio muy rentable y excluyente. Espero que la apertura de canales de comunicación y tecnologías permitan expandir y liberar los conocimientos de esos títulos y cifras que no nos dejan ir más allá de un papel o nombre. Piensa ¿Cuánto de tu conocimiento se refleja en tu título?

Estoy segura que existen miles de personas con deseos de aprender, tantas como las que tienen deseos de enseñar, especialmente porque el propósito de una habilidad no puede extinguirse con una persona. Considero que la verdadera trascendencia se encuentra en cómo utilizamos nuestras habilidades, por lo tanto, el éxito debería medirse en qué tan cerca estas de hacer lo que te gusta, en vez de qué tan alto es tu grado de educación.

Nosotros somos quienes le ponemos un determinado valor y peso a los papeles, que la estructura establecida no limite nuestra capacidad de generar nuevas alternativas ni nos impida ver cuando un sistema no funciona.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: