El miedo a volver al trabajo: Cuando tú estás listo, pero tus colaboradores no

¿Ya tienes un plan para el manejo de los factores psicológicos implicados en este proceso?

Por Fernando Loyola.

 

En un reciente artículo de Lindsay Blakely para Inc., la autora conversa con Peter Newell, Fundador y CEO de BMNT, firma consultora en solución de problemas e innovación, sobre el riesgo latente que representa volver al trabajo en medio del miedo y la ansiedad. A diferencia de otros gurús automáticos que hablan porque necesitan una pantalla para sobrevivir, Newell habla desde la experiencia: es coronel retirado del ejército de los Estados Unidos, y ha pasado años enteros en la primera línea en lugares como Irak y Afganistán, así que sabe de qué habla cuando se refiere a trabajar con el miedo a cuestas. Si lo pensamos bien, la sensación podría ser bastante parecida para quienes han sido comunicados que pronto volverán al trabajo: los medios nos hablar de una guerra contra el coronavirus, quien es un enemigo que está generando muchas bajas, saludamos a los héroes que están en la primera línea, y vivimos con la tensión de no saber si mañana seguiremos saludables, vivos, para cuidar a las personas a las que amamos. Nuestro cerebro ha configurado un patrón que se asemeje en demasía al que vive un soldado que ha sido llamado a unirse al frente de batalla. Pero hay dos diferencias fundamentales: no somos soldados y nadie nos preparó para esto.

Poco tiempo antes de iniciarse la cuarentena en Perú se debatía candentemente – sobre todo en redes sociales – la iniciativa de hacer que las empresas cuenten con un plan de salud mental para sus trabajadores. Algunos de los comentarios que leí tildaban la propuesta de paternalista, desproporcionada e innecesaria. “¿Ahora las empresas se tienen que hacer cargo de tus problemas personales? ¿A dónde vamos a llegar? Este tema será objeto de otro artículo, pero quiero proponer una metáfora: si tu hijo, en el colegio y ante la vista de todos, sufre una golpiza que lo deja en la clínica, ¿le dirías que debió hacerse cargo o arremeterías con toda tu fuerza contra el colegio por no tener los mínimos protocolos de cuidado con sus estudiantes?  Bueno, ese hijo es tu salud psicológica. Gran parte de los problemas psicológicos y emocionales de las personas se originan, directa o indirectamente en el trabajo. Y ahora, que muchos sienten esperanza y temor al mismo tiempo, como resultado de la vuelta al trabajo presencial, lo que haga la empresa al respecto será trascendental. Spoiler: Las medidas físicas y los protocolos apegados a la norma, no serán suficientes.

Newell nos brinda tres consejos fundamentales para gestionar el tema y minimizar el impacto negativo del retorno al trabajo presencial:

No puedes manejar el miedo de las personas, pero sí puedes apoyarlas.

No hay forma de hacer que un líder maneje el miedo de sus colaboradores, quitémonos esa idea mágica de la mente de una vez, y desterremos a cualquiera que nos haga creer en ella. No se puede. ¿Y entonces? Hagamos lo que sí se puede. Escuchemos. Permitamos que las personas expresen sus miedos. Porque así pueden sentirse acompañados, comprendidos, acogidos, parte de un grupo que les da seguridad. Y allí es donde el miedo se rompe. La honestidad es la base de todo este proceso. Por lo mismo, empieza por ser honesto tú: comunica clara y transparentemente lo que sabes, habla de lo que no sabes, y explícales con todo detalle qué estás haciendo como líder y como empresa para minimizar los riesgos en la operación.

Profundiza en lo que significa volver al trabajo y todas sus aristas.

Aquí propongo tres preguntas sencillas para los que toman las decisiones de seguridad en las empresas:

  • Has implementado todas las medidas de seguridad en tus instalaciones para que tus colaboradores estén realmente seguros y puedan trabajar tranquilos. 3 de cada 4 colaboradores viven a varios kilómetros de distancia, y deben tomar el transporte público haciendo trasbordos. ¿Se sienten realmente seguros? ¿Los protocolos contemplan esto también?
  • Algunos (si no muchos) de tus colaboradores tienen hijos en edad escolar que se quedan en casa, y que hasta el momento han contado con sus padres como soporte para afrontar las tareas escolares, los problemas de conexión, y un largo etcétera. ¿Quién se hará cargo de ellos ahora? ¿Podrá estar con la mente puesta en el trabajo al 100% ese padre o esa madre?
  • Las visitas a los clientes son el día a día de muchos trabajadores. ¿Existe un protocolo para estas reuniones que haya sido consensuado con los clientes, para que se respete por ambas partes?

¿Cómo esperas que el miedo se vaya si estas cuestiones siguen en la mente de tus colaboradores? Pensar en cada punto suelto ayuda a generar una estrategia mucho más sólida.

Aborda directamente el estrés que están sintiendo.

Conozco, igual que tú, a personas que han estado trabajando entre 12 y 18 horas diarias desde que inició la cuarentena. Y el ritmo no parará. Quizás tú seas una de esas personas. Newell comenta que su negocio recibió una cantidad inesperada de requerimientos, que elevó las intensidad y extensión del trabajo. Y a pesar de ello comunicó que no se enviaban correos ni mensajes de trabajo durante los fines de semana. Por otro lado, y cada vez que puede, trata de hablar con sus colaboradores sobre qué harán en sus próximas vacaciones o a dónde llevarán a sus familias cuando todo esto pase. Puede parecer una conversación tonta, pero en realidad es un arma poderosa para generar imágenes en cerebros que están cansados debido a la hiperfocalización y la ansiedad.

¿Por dónde empezar?

A continuación, algunas ideas que podrían ayudarte a dar el primer paso y continuar avanzando en este proceso:

  • Conoce el estado de salud emocional de tus trabajadores y el impacto que ha generado esta coyuntura en ellos, para proponer soluciones a medida de sus necesidades. En CADDEPRO estamos trabajando de la mano con AFFOR Prevención Psicosocial y contamos con herramientas para realizar estas evaluaciones 100% en línea. Además, aún estamos recogiendo información a través del Primer estudio global del impacto psicológico del COVID-19 en la salud de los trabajadores. Es tan simple como entrar aquí.
  • Brinda ayuda profesional a tus colaboradores. En la actualidad hay una serie de servicios de alta calidad para apoyar emocional y psicológicamente a tus colaboradores. Por ejemplo, en CADDEPRO contamos con soluciones que van desde programas de acompañamiento psicológico para personas expuestas a alto estrés debido a la coyuntura hasta servicios de soporte 24/7 de atención inmediata. Si quieres saber más, haz clic aquí.
  • Reúnete con personas que te ayuden a ver los puntos ciegos de tu estrategia. El pico de demanda de BMNT se ha debido a que las empresas querían ayuda para saber cómo mantener sus operaciones, generando nuevos productos y servicios, o reinventándose. Existe una gran cantidad de empresas consultoras dedicadas a estos temas, que hoy están listas para acompañarte en este proceso como, por ejemplo, Quark Consulting.
  • No olvides a las personas que hacen teletrabajo. Para ellas el estrés y la ansiedad toman otras formas, especialmente porque siguen lidiando con la organización personal y familiar, las múltiples demandas y la frialdad percibida por la comunicación mediada por la tecnología. Un programa de especialización para teletrabajadores (como éste) podría ser la solución.

Podríamos continuar con la lista. Pero debemos empezar por comprender que nada de esto funcionará si no nos damos cuenta del valor de los elementos más humanos de nuestra gestión. Si un coronel del ejército que peleó en Afganistán trabaja con empatía y preocupación por los factores emocionales, ¿por qué tú no podrías?

_____________________________________________________

Si quieres leer el artículo de Lindsay Blakely, haz clic aquí.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑